lauantai 18. toukokuuta 2013

Dulces abejas

Dicen que no saben a nada, que son insípidos y que el sabor que se siente al comerlos es solamente el de los condimentos que se les agrega. Hablo de los insectos o de los bichos. Hace un par de días la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) publicó un informe sobre un estudio según el cual los insectos son nutritivos, ricos en proteinas y contienen poca grasa. El mismo informe recomienda activar la producción de insectos para reducir el hambre y crear puestos de trabajo.

Nunca he probado insectos. Dicen que en todas las verduras existen y que los hemos probado sin darnos cuentas. Además de vez en cuando te tragas uno cuando andas en bicicleta. :)

En todo caso, en México comen gusanos de agave. Vi fotos de unos gusanos fritos y aunque verlos en el plato daba asco, parecían muy tostados. En Uganda dicen que el comercio de los saltamontes para cocinar es muy prometedor. Los cocinan en muchas formas.

Creo que hay todavía mucho camino por andar para que la gente de Europa se decida por comer bichos y fundar restaurantes dedicados sólo a este tipo de alimentos. Claro que ya existen interesados en el aprovechamiento de los bichos en la cocina.

Hace dos días escuchaba una entrevista radial de una investigadora que cultiva bichos en casa con objetivo culinario. Ella decía que no resulta muy conveniente usar insecticidas para los cultivos y así eliminar verdadera alimentación para producir verduras. Decía también que por lo menos hay dos reglas para los que quieran probar bichos: siempre hay que comerlos cocinados, nunca crudos y si tienen vivos colores hay que dejarlos en paz. Las abejas, son una excepción, porque son dulces. :)

En finés: Makeat mehiläiset

Una mariposa aurora muy bella en nuestro patio.

Ei kommentteja: